Suscribimos los Manifiestos “Rechacemos de nuevo la guerra” y “No a sus guerras”.

Los brutales atentados en París el pasado 13 de noviembre están sirviendo de justificación para dar una respuesta violenta en Siria a la barbarie en Francia. El fanatismo terrorista del Daesh (ISIS) es funcional y retroalimenta al fanatismo racista europeo. Mientras nuestros Gobiernos practican recortes de derechos sociales y libertades fundamentales, preparan una respuesta en Oriente, respuesta a la barbarie que pasa por suspender derechos, recortar libertades y provocando más dolor en otras víctimas también inocentes, generando una espiral imparable. De ahí nuestra repulsa a los bombardeos contra la población civil siria.

Sentimos como propias todas las muertes de esta y de todas las guerras, y condenamos a todos sus protagonistas, occidentales y orientales, que anteponen la ambición económica o sus objetivos militares a la defensa de la vida, situándonos en evidente riesgo a la población civil inocente de una y otra parte del mundo. La guerra es un crimen contra la humanidad y cualquier vida humana vale lo mismo, sea de donde sea. No confiamos en «las soluciones» de aquellos que crearon el problema. Quienes presentan más guerra como solución.

Por ello, suscribimos el manifiesto de Alternativa Antimilitarista MOC “Rechacemos de nuevo la guerra” (http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article5608) y el manifiesto “No a sus Guerras” promovido por, entre otros, Ada Colau o el Gran Wyoming http://www.noasusguerras.es/.

Share
This entry was posted in Comunicados. Bookmark the permalink.