Publicado en La Verdad el pasado 26 de mayo.

El voto del Sr. López
Rigoberto L. Honrubia.

Me contaba un buen amigo que, cuando tenía 8 ó 10 años, y junto con sus hermanas, descubrieron la importancia del voto. Era período electoral y, ante el fluir de informaciones y solicitudes partidistas, deseaban participar también en las votaciones. Recurrieron a su padre para que les facilitara tal posibilidad. Y éste accedió a la demanda de los hijos: «traeros un folio en blanco y un bolígrafo». Lo partió en tres trozos y entregó uno a cada uno de ellos. Y les dijo: «poner ahí las siglas del partido que queráis votar, y después lo dobláis por la mitad, ¿porque el voto es secreto!». Cada uno de los hijos escribió las siglas de su partido, e hicieron lo que el padre les había dicho.

Entonces, los llevó al cuarto de baño y, mostrándoles el agujero del retrete les dijo: «depositadlo ahí». Ellos, extrañados pero contentos, lo hicieron. Y acto seguido el padre tiró de la cadena diciéndoles «¿ya habéis votado!». Ellos, sorprendidos, se quedaron absortos, pensando que «el voto y la mierda se van por el mismo sitio».

Sigue contándome mi amigo, que aquella sensación inicial la ha mantenido hasta la actualidad, que «lo estaba tirando a la basura». A pesar de ello, sigue votando. Yo comparto esa sensación. Y aunque creo que el voto es un derecho, y que «si no votas, luego no te quejes», también creo que tengo el mismo derecho a no votar (…).

http://www.laverdad.es/albacete/prensa/20070526/cartas_albacete/voto-lopez_20070526.html

Share
This entry was posted in Colaboraciones. Bookmark the permalink.