Objetores fiscales al gasto militar en Ciudad Real.

Los que antes se llamaban «objetores de conciencia» ahora han pasado al plano fiscal. Pedro Oliver, Jesús Muñoz Cabrera y Francisco José Sarrión encabezaron ayer una movilización informativa para dar a conocer a los ciudadanos el presupuesto destinado por el gobierno, según ellos, a gastos militares. Bajo el lema «gastos militares para escuelas y hospitales», los objetores fiscales explicaron que se destinaba a la industria militar el presupuesto sumado entre las áreas de Medio Ambiente, Agricultura, Cultura y Educación juntos a nivel nacional, un presupuesto aproximado, según el colectivo, en 6.000 millones.
Según José Sarrión, «en los presupuestos generales hay una parte del ministerio de Defensa muy pequeña, que se incrementa un 15% todos los años, pero el dinero que falta lo cogen de los fondos de contingencia, partidas de intervención exteriores y unidad de emergencia». Aunque «es difícil saber lo que se destina a gastos militares», el colectivo propone que en si no se está a favor de que se dedique dinero público a esta causa, que cada uno destine un tanto por ciento de su Declaración de la Renta a causas acorde con su conciencia.
La cantidad simbólica fijada en Ciudad Real es de 84 euros, y aunque es una práctica no legal, propusieron a los ciudadanos que rellenen un formulario dirigido al Delegado de Hacienda en el que se explique que «por razones de conciencia» se destina una parte de la Declaración de la Renta al fin determinado. Este impreso se debería adjuntar, según recomiendan, al pago de la Declaración para que el Estado compruebe que no se tiene intención de evadir impuestos, sino la de decidir, según indicaron, cómo se gasta el dinero que se cotiza.
También en:
Share
This entry was posted in Acciones, Otras aportaciones. Bookmark the permalink.