LOS JUEGOS DE LA MUERTE por el Colectivo Puente de Madera

En estos días estamos observando extraños movimientos de efectivos militares. No piensen que Rajoy y su ministro Morenés han mandado las tropas a Cataluña para evitar cualquier movimiento secesionista, a raíz del resultado electoral del 27S. No, no es ese el motivo. El victimismo de Más y la soberbia del presidente del desgobierno de España no llegan a esos bárbaros extremos.

Lo cierto es que en territorio español se está “jugando”, desde hoy, 3 de octubre, con artefactos que sólo causan muerte y destrucción. La OTAN ha iniciado sus supermaniobras militares con el jueguecito de la Trident Juncture 2015, el entrenamiento más grande de la historia de la OTAN, y el de mayor alcance desde la Guerra Fría.

Dos de las localizaciones, donde se ensaya para masacrar a personas inocentes, las tenemos muy cerca. Son el campo de maniobras de Chinchilla de Montearagón y la base aérea de Los Llanos de Albacete, prácticamente en el cuarto de estar de nuestras casas. Según el Ministerio de Defensa, es una “maniobra de alta visibilización” de la OTAN que contará con la participación de más de 30.000 efectivos procedentes de 30 países y que todavía no se sabe cuánto va a costar a las arcas de nuestro país; pero seguro que se derrochará dinero público a diestro y siniestro, sin ningún control parlamentario, con el silencio cómplice de los herederos de un tal Felipe González, que cambió de bando y nos dejó en el Tratado Atlántico para no perder el tren de la “progresía y modernidad”.

Estos juegos de la muerte compartirán también otras localizaciones, y así los recintos militares de Zaragoza, Almería, Cádiz, Palma de Mallorca y Torrejón (Madrid) serán los campos de ensayo, para saber cuánto daño pueden hacer sus armas multimillonarias al servicio de las empresas transnacionales. Las Fuerzas Armadas españolas han puesto a disposición de la misión 23 carros de combate, 93 blindados, 43 aeronaves y 13 buques de guerra; tal y como reza la leyenda de la fotografía que ilustra este artículo, tomada en el Parque Lineal de Albacete, “los gastos militares no están en crisis”, preparan sus juguetes para defendernos del maligno y ante tan alto objetivo, todo está justificado.

Los recortes en la Sanidad, en la Educación Pública, en los servicios sociales,… siguen su curso. Nuestros derechos fundamentales masacrados, el incremento de la desigualdad no se detiene y frente a tanta agresión contra la ciudadanía no  hay respuesta. Pero los gastos militares aumentan y aumentan, sin que nada, ni nadie pueda detener esta barbarie.

Elevamos nuestra humilde voz para denunciar, una vez más, estas maniobras de la OTAN que constituyen un acto de guerra y una amenaza directa hacia países que nunca nos han agredido. Pretenden, estos caníbales, normalizar una presencia militar cada vez mayor en nuestras ciudades, preparando nuestras conciencias para la inminencia de las guerras que planean.

Se han olvidado los valores de  la justicia social, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos. ¿Por qué no hacemos maniobras de solidaridad entre naciones y nos dejamos de preparar masacres? Si esto fuera posible no haría falta defendernos conlas malditas armas ante terceros. Además, difícilmente se puede hablar de  nuestros excelsos  valores patrios exhibiendo, fabricando y entrenando con maquinaria hecha para matar niños, mujeres y hombres inocentes, como los que mueren bajo las bombas utilizadas en otros países y  que en estos días sobrevolarán nuestro espacio aéreo, poniéndolas a punto en campos de maniobras letales tan cercanos.

La guerra no es un juego, la guerra es la expresión masiva de la violencia llevada al máximo extremo. Hay muchas mujeres y muchos hombres que nos rebelamos ante estos juegos de la muerte, no soportamos tanta brutalidad. ¡Qué se vayan con la Trident Juncture muy cerca de Júpiter, y se queden allí para no volver jamás!

Hoy, al igual que hace unas décadas, la cuestión militar huele a podrido, por lo que queremos gritar alto y claro: ¡OTAN, NO! ¡BASES, FUERA!

Share
This entry was posted in Colaboraciones. Bookmark the permalink.