Las copas de los árboles. Por Francisco Bonal.

Ondean las copas ennegrecidas de los árboles. El parque se torna opaco por las nubes. El color verde se diluye en el gris. Las copas de los árboles apuntan al cielo. Indican a los culpables de los troncos calcinados por las bombas. Los bombardeos sin piedad. Muy lejos los pilotos de los bombardeos toman café en su hogar. Y hablan de su éxito al arrasar la ciudad que rodeaba el parque.
“Prosas de Alcandora – Antología”
Share
This entry was posted in Otras aportaciones. Bookmark the permalink.