El ‘Top Gun’ europeo con base en Albacete

El Programa de Liderazgo Táctico de la OTAN (TLP por sus siglas en inglés) supone la vanguardia de la aviación europea. Salvando las distancias, es una especie de Top Gun, el programa de pilotos de élite norteamericano, pero versión europea. Nacido en 1978, tiene su sede en la Base Aérea de Albacete desde 2009, cuando se trasladó desde el aeródromo belga de Florennes. Su razón de ser es mejorar la operatividad y la efectividad a través de diversos cursos, entre los que destacan los de Personal recovery -misiones de salvamento en combate- y operaciones aéreas combinadas (Comao).

Desde el pasado 19 de enero, se estaba desarrollando el primero de los cuatro cursos de vuelo programados para 2015. En esta ocasión, participaban un total de 43 pilotos de siete países distintos -todos miembros de la OTAN- y con un despliegue de 29 aeronaves de combate.

El F-16 siniestrado (el modelo exacto es F-16D Block 50) era uno de los cuatro aviones enviados por el país heleno y pertenecía al 341º Escuadrón de la Fuerza Aérea Griega (HAF). Por su parte, Alemania participaba con cuatro aviones Tornado, el precedente europeo al Eurofighter, y ocho pilotos; Estados Unidos, con tres F-15E (la versión más moderna y de ataque a suelo de los F-15) y seis pilotos; Francia, con dos modelos de Mirage 2000 (el Mirage 2000-5, el más moderno, y el Mirage 2000D, un derivado de ataque a suelo convencional del 2000N, que era de ataque nuclear), con Rafale, el caza más moderno del país vecino, y Alpha Jet, aviones de entrenamiento similares a los C-101 de la Patrulla Águila. Lo mismo que Reino Unido, que participaba con cuatro pilotos de la RAF y dos aviones Hawk, su aeronave de entrenamiento.

Italia estaba presente en Albacete con cuatro Harrier, aviones de despegue vertical empleados por su marina operados desde el portaaviones Cavour. Además de dos AMX, un cazabombardero ligero veterano de la Guerra de Kosovo.

El Ejército del Aire español, del que no hay víctimas ni heridos, participaba en este curso del TLP con dos Eurofighter del Ala 11 con base en Morón (Sevilla), modelo de avión que había comenzado a operar en el Ala 14, también con sede en la Base Aérea de Albacete, sustituyendo a los Mirage F-1.

Mejor clima

La idoneidad de la Base Aérea de Albacete como sede del Programa se evaluó de acuerdo a dos aspectos fundamentales: las condiciones climatológicas más benignas que las que existían en la anterior sede, el aeródromo de Florennes (Bélgica), y la existencia de un espacio aéreo menos saturado que el del centro de Europa.

Así, y tras aprobarse por los estados miembros del proyecto, la base de Albacete alberga, en la actualidad, el Ala 14, unidad de combate del Ejército del Aire y la única, junto al Ala 11, con sede en Morón, que dispone de Eurofighter; la Maestranza Aérea (Maesal), que lleva a cabo el mantenimiento y reparaciones mayores de los reactores del Ejército y, por último, la sede del TLP. Un trío de funciones que colocan a la Base Aérea de Los Llanos, como también se la conoce, como una de las instalaciones aéreas más importantes de España.

Share
This entry was posted in Comunicados, Otras aportaciones. Bookmark the permalink.