El despliegue por el macroejercicio de la OTAN entra en su fase final

Desde la pasada semana la OTAN tiene en marcha la parte teórica del Trident Juncture 2015, el llamado «ejercicio de alta visibilidad» en el que participan más de 30.000 militares de más de una treintena de naciones. Albacete juega un importante papel en esta demostración de fuerza de la Alianza Atlántica como escenario de la parte práctica, que debe comenzar el 21 de este mes, y los preparativos se aceleran esta semana con la llegada de los últimos contingentes que deben tomar parte en las maniobras, tanto en la Base Aérea de Los Llanos como en el Centro Nacional de Adiestramiento (Cenad) de Chinchilla.
Las maniobras, que simularán un conflicto entre varios países ficticios (ubicados en la zona del cuerno de África), persiguen «mostrar la preparación y la interoperabilidad de las capacidades aliadas para la defensa colectiva y la gestión de crisis, dar una respuesta conjunta a las amenazas presentes y futuras, así como coordinar y colaborar con los diversos actores que trabajan en un escenario internacional». El objetivo más concreto es «adiestrar y certificar» a la Fuerza de Respuesta Aliada NRF 2016 (siglas en inglés de NATO Response Force), una fuerza «de alta disponibilidad y tecnológicamente preparada, capaz de desplegarse donde sea necesario en un periodo corto de tiempo».

El ejercicio incluye el despliegue de 3.500 militares en Chinchilla (de Dinamarca, Noruega, Reino Unido, Polonia, Italia y España) que han ido llegando por la Base, donde se esperan además las fuerzas militares de Francia, Reino Unido y Turquía, además de las del Ejército del Aire.

EL TLP, ANFITRIÓN. Las instalaciones del TLP y su cuartel general, la llamada escuela de pilotos, hará junto al Ala 14 de anfitriona de todo este despliegue que ya se está produciendo, aunque las operaciones aéreas no empiecen hasta el día 21. El coronel jefe del TLP, Antonio Bernal, destacaba que «alojamos a toda la participación de aviones de caza del ejercicio, toda, completa, y vamos a tener probablemente más de un curso normal de vuelo». Las previsiones son de 40 despegues diarios desde Albacete entre las 10 y las 18 horas, que aumentarán a 58 en cuatro jornadas, las que incluyen 18 vuelos nocturnos (entre las 20 y las 23 horas).

Bernal comentó la participación del TLP como elemento clave para situar a Albacete en el ejercicio: «Prestamos todas nuestras instalaciones, hangar, aparcamiento… En el edificio del cuartel general es donde se va a instalar el puesto de mando de las operaciones aéreas referentes a aviones de caza. Las instalaciones del TLP serán el centro neurálgico de las operaciones de aviones de caza en todo el ejercicio, al igual que la parte de operaciones de transporte se va a llevar desde Zaragoza».

LOS PREPARATIVOS. Como parte del trabajo previo al ejercicio, ya, durante este fin de semana pasado se han realizado tareas de parte de quienes se han empleado en instalar los equipos de sistemas y comunicaciones. Para el viernes, día 16, se espera el despliegue del mando aéreo de Ramstein, el cuartel de la OTAN en Alemania. La programación incluye dedicar dos días, el 19 y 20, a «mentorizar» al personal de Ramstein desplegado para preparar todos los trabajos de acople antes de que el ejercicio, en su parte práctica, dé comienzo el próximo miércoles.

La participación aérea de España en el ejercicio, y en concreto en Albacete, incluye media docena de aviones F-18 del Ala 12, otra media docena de Eurofighter del Ala 14 albacetense, más dos helicópteros Superpuma del Ala 48 y dos helicópteros del Ejército de Tierra. El despliegue en Albacete de fuerzas aéreas extranjeras incluye tres Mirage 2000-5 franceses, cinco F-16 de bandera turca y 14 aeronaves británicas: ocho Tornado GR-1 y seis Eurofighter más. Sólo Reino Unido traerá a Albacete más de 300 personas para esta parte práctica del Trident Juncture en la Base, aparte del personal destacado en Chinchilla.

En el vecino campo de maniobras estará una de las cuatro «brigadas multinacionales» en las que se estructura el ejercicio en la parte de tierra (las maniobras incluyen operaciones combinadas con mar y aire). La brigada de Chinchilla estará dirigida por Reino Unido, y bajo su mando habrá donde va a haber un millar de militares ingleses, junto a 900 de Dinamarca, 300 de Estados Unidos, y casi 900 italianos (España aporta cerca de medio millar). La Base Aérea de Los Llanos ha sido la puerta de entrada en España de parte de las tropas danesas y británicas, y de todas las fuerzas italianas, según consta en la programación del despliegue aportada por el Ministerio de Defensa.

Tomado de: http://www.latribunadealbacete.es/noticia/ZA5371C1C-EBC0-A4A9-A9CE23219E51D841/20151013/despliegue/macroejercicio/otan/entra/fase/final

Share
This entry was posted in Documentación, Militarización, TLP. Bookmark the permalink.